• Image of En los extramuros del mundo / Enrique Verástegui
  • Image of En los extramuros del mundo / Enrique Verástegui
  • Image of En los extramuros del mundo / Enrique Verástegui
  • Image of En los extramuros del mundo / Enrique Verástegui
  • Image of En los extramuros del mundo / Enrique Verástegui

«Imaginemos. Un joven universitario pasea febril, rabioso, ardiente, por las calles de Lima. Pasea solo. También pasea acompañado, le acompañan a ratos Lezama Lima, y Artaud, y Kafka, Apollinaire, un invisible pero altamente sentible Ginsberg con toda su banda de beats. Hasta Li Po y Jorge Manrique le saludan. Pasea rapidísimo entre la gente, y choca, se oyen imprecaciones. Entonces, la fiebre lingüística le hace remontar, desde lo alto se ve todo: prisa, grisura, alienación, mercaderes, policías, antenas de TV, neón, horarios de trabajo, más trabajo. Neurosis del cemento.

'En los extramuros del mundo' es una especie de 'bildung poem' utopista. En él la crítica social, cultural y política no derraman pesimismo, mucho menos cinismo. Porque en los extramuros del mundo nunca jamás se cuestiona la potencia de las palabras, el entramado de posibilidades abiertas que ponen en superficie estos poemas de Enrique Verástegui: el combustible es la furia que atraviesa su cuerpo y le sale por la boca con la forma de un himno salvaje.»

Ángela Segovia